El Museo Urbano Interactivo del Tecnológico de Monterrey de Puebla

Entrevista por Laetitia Vigneron

Arte, ciencia y tecnología para exponer el cambio climático.


Victorino Morales Dávila, es originario del pueblo zoque en el estado de Chiapas, México. Doctor en ciencias sociales por el Tecnológico de Monterrey, es director del Museo Urbano Interactivo (MUI) y profesor de relaciones internacionales de la Escuela de Gobierno y Ciencias Sociales del campus Puebla. En los últimos 5 años se ha enfocado en el desarrollo de proyectos que detonan procesos de innovación social, ciudadanía y colaboración en contextos de vulnerabilidad. Su experiencia en estos ámbitos lo han dirigido hacia la gestión cultural para el desarrollo de iniciativas y proyectos artístico-creativos  de entrecruce arte, ciencia y tecnología.

El MUI nació en 2012 como Museo Tecnológico de Monterrey, bajo una perspectiva de comunicación estratégica de esta institución educativa en el campus de Puebla. En 2018, se integró como una iniciativa estratégica de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño de Tec. Desde ese momento, bajo un proceso de rediseño organizacional y de identidad para un nuevo museo Tec que trabajaría en la visión de nuestra institución: un enfoque humano para el florecimiento de las personas a través del emprendimiento y la innovación, nos convertimos en el MUI: un espacio físico y conceptual, donde se desarrollan personas conscientes, capaces de producir un México con un futuro en el que se convierta en una alternativa global; a través de las herramientas de las industrias creativas y las prácticas artísticas actuales. Lo hace desde el contexto en el que se encuentra.

El MUI es una iniciativa estratégica basada en la visión 2030 de Tec como un espacio vital para el florecimiento de las personas; cuyo foco en la tercera misión de la universidad a través de la construcción de nuevas interfaces entre la academia y la sociedad; y se promueve bajo la perspectiva multidisciplinaria de ACT (Arte, Ciencia y Tecnología).

En Climate Terror. Survival Kit, la última exposición del MUI, los artistas Gilberto Esparza, Ana Parrodi y Daniel Emba exponen obras denunciando problemas medioambientales, en conjunto con investigadores del campus Puebla de la Universidad Tecnológico de Monterrey.

🟠 De manera general, ¿cuál es el objetivo del Museo y sus exposiciones?

El MUI, busca ser un espacio físico y conceptual, donde se desarrollen personas conscientes, capaces de producir un México con futuro y alternativa global; a través de las herramientas propias de las industrias creativas y prácticas artísticas contemporáneas. El MUI forma parte de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño de la región centro sur del Tecnológico de Monterrey y se integra como uno de los entornos para el florecimiento humano, impulsados desde el proyecto nacional de Artes del Tec, bajo un enfoque que entrecruza: arte, ciencia y tecnología.

Bajo un modelo curatorial nutrido del talento de la comunidad estudiantil, académica y de extensión,  las exposiciones producidas en el MUI justamente, son el resultado de la acción y movilización del talento Tec en una doble lógica: exhibición de obra con acciones y activaciones educativas y culturales de igual importancia a la exposición. Por otro lado, activan procesos basados en la inteligencia colectiva de nuestras comunidades, que toman a la inclusión como valor y práctica colaborativa para que de todas las formas de pensar, actuar y ser, contribuyan en la generación de valor sociocultural.

🟠 ¿Cómo nos explicaría Climate Terror. Survival Kit, la última exposición que presenta en sus instalaciones?

Debemos pensar el proyecto, desde el manifiesto mismo del MUI: un México con futuro, que reconoce la necesidad y urgencia por construir personas conscientes y responsables, que toman acción, capaces de mitigar y lograr resiliencia frente a los terroríficos efectos del cambio climático, no únicamente medioambientales sino también psicosociales.

La producción de esta exhibición, obedece a sumar a la agenda 2030, ODS y el plan de sostenibilidad  y cambio climático hacia el 2025 del Tec (en el 2040 el Tec se ve como una institución carbono-neutral), un compromiso desde una narrativa poco entendida: el terror climático como causa de lo que hoy sentimos cuando nos percibimos impotentes, poco competentes, bloqueados ante una catástrofe natural. El tráfico y embotellamiento, el excesivo ruido y consumo de energía en las ciudades, la eco-ansiedad. Mitigar entonces, significa ser conscientes de esta forma de ansiedad, esa es nuestra narrativa, en general,  en Climate Terror.

🟠 ¿Cuál fue el germen de la exposición, para llegar hasta la curaduría en un museo de arte moderno?

El germen es precisamente la reflexión: desdoblar una problemática tan compleja, para aprender a solucionarla. Por otro lado, el reconocimiento de la necesidad de abandonar los discursos dominantes y diseminados alrededor del cambio climático (científico, económico, político, etc.) y darnos la oportunidad de pensarlo desde otra arista: las consecuencias psicosociales de vivir una crisis climática; hacerlo desde las prácticas artísticas que entrecruzan ciencia, arte y tecnología.

Las tecnologías digitales hoy día, son capaces de hacer lectura de nuestras emociones a partir de expresiones faciales y el reporte biométrico de las mismas, dan posibilidad de habilitar una narrativa curatorial, nutrido de la expresión artística y la investigación científica para crear estrategias visuales, entregando contenidos inmersivos e interactivos con lo terrorífico, donde la crisis ambiental y climática, se dibujan en nuestro futuro más próximo.

🟠 ¿Qué diferencia hay entre la manera de abordar el mismo problema como un centro de enseñanza y no como una empresa o institución gubernamental?

Una empresa, podrá incorporar e interiorizar una cultura de sostenibilidad, pensando siempre en el lucro y generación de riqueza material a través formas de negocio, tildadas de verdes o ecológicamente sostenibles, pero difícilmente separados de una lógica económica lineal (extracción-producción-distribución- consumo-desecho).

La institución gubernamental, bajo formas ajenas a la gobernanza o a modelos de gobierno abierto, buscará operacionalizar el discurso y posicionamiento político de un gobierno, cuya permanencia en el poder radica en medida que logre capitalizar la acción pública frente a la crisis climática en triunfo electoral. El abordaje institucional de sus áreas, obedecen a esta posibilidad del éxito en términos de permanencia en el poder.

Finalmente, el lienzo en blanco que tiene un centro de enseñanza para poder desaprender y aprender con el fin único de alcanzar la plenitud y el florecimiento humano, es el ente diferenciador entre estos tres actores. Los centros  de enseñanza, formales o informales, son los actores que bajo el fin último de resolver la complejidad del cambio climático, pueden/deben ver en las prácticas artísticas y otras herramientas de las industrias creativas, la posibilidad de aportar soluciones sistémicas; crear alianzas y colaboraciones con los otros dos actores de forma que en un intercambio y trueque, dialoguen con formas novedosas y cooperativistas; y al final transversalizar en su labor de formación, estos grandes entendimientos.

🟠 ¿Quién es el público de sus exposiciones, es decir, está dirigida a todo el mundo o a un sector en particular?

El germen de nuestros proyectos museológicos, es el de problemáticas sociales, que atañen al ser humano en colectivo, no a un sector en particular. Siendo coherentes con nuestra cultura institucional y con nuestra visión amplia y disruptiva, reconocemos la necesidad de dejar de considerar a nuestros públicos como grupos discretos y reconocer  grupos heterogéneos pero unidos por un interés común: aquellos que buscan aprender, crear, innovar y emprender, y aquellos que buscan el bienestar.

🟠 ¿Cuál es la importancia de realizar divulgación científica y artística para encauzar la solución de problemáticas climáticas y sociales?

En la inminente necesidad de desaprender la forma en que conocemos, es decir: producir conocimiento y generar saberes. Desde hace un buen tiempo, nos hemos estacionado en una zona de confort como humanidad, que ha convertido a la ciencia como el ser todopoderoso que está obligado a dar solución a nuestros problemas. Hemos dado tanta fe al pensamiento científico (lineal y deductivo) que no hay más que descubrir, explicar o redescubrir. Lo aprendido es lo que está y de ellos debe devenir el resto de nuestra historia.

Pienso en las palabras de Neri Oxman sobre la creatividad y sus procesos cognitivos, para reconocer y retornar a una comprensión holística-filosófica de arte y ciencia como formas de crear de un mismo ciclo: el ciclo de la creatividad de Krebs, donde  debemos comprender a una ciencia que convierte información en conocimiento. La ingeniería que tecnifica este conocimiento y le agrega utilidad; el diseño retoma esa utilidad y lo transforma en comportamientos y contextos culturales y finalmente el arte, hace suyo ese contexto y lo cuestiona como percepción del mundo provocando nuevamente el inicio del ciclo.

🟠 En su opinión, ¿de qué manera la institución (el Tecnológico de Monterrey) ha aportado o participado en la resolución real, tangible, del problema del cambio climático?

De manera particular y desde nuestro trabajo en el  MUI, pienso que el Tecnológico de Monterrey ha provocado, y me encanta pensarlo de la manera que lo hace la Dra. Oxman, un Cinderella moment que produce un proyecto expositivo que en sí es un toolkit para comenzar a construir competencias para la mitigación y la adaptación en esta crisis catastrófica. En este Cinderella moment, donde el arte y sus prácticas se encuentran con la ciencia y su método, provocan cambios en la percepción de un problema discursivamente amplio y diferenciado, que afecta la forma en que capturamos sus datos y que impulsan el ciclo creativo para formular soluciones de maneras novedosas.

Con ello debo decir que reconocemos en el proyecto de exposición Climate Terror. Survival kit una aportación y participación asertiva y funcional para luchar contra el problema.  El reto ahora, es construir modelos, iniciativas o interfaces que logren permear más espacios hacia estas narrativas. Los invito a que conozcan, ahora con ojos de terror climático, nuestra exhibición en el MUI en la ciudad de Puebla, México. 

5/5

Articles Similaires

ÉDITION PLURILINGUE, La revue digitale d’Alliances Sonores

Accès direct aux articles

Pays

Plus d'articles

No more posts to show

Mots-clés

Voir la revue en ligne

Voir le pdf complet

Plus d'articles

Revuevox La revue digitale.

México

Guatemala

El Salvador

Panamá

GALERIE PHOTOS